El caballo que quiso hacerse fotos de skate

Hubo una vez un caballo que quiso ser skater, no estaba contento con perseguir yeguas, no le gustaba ser montado. Él quería truquear bancos con una tabla de skate, quería ser fotografiado como skater.

Puso todo su empeño en andar como un bípedo, aprendió a posar de perfil. Entendió lo que significaba iluminar mediante strobist, y se preparó para que no le molestasen las lámparas de destello.

 

La reflexión del caballo skater:

– A fin de cuentas – (pensaba) – ¿No llaman a los políticos como a las tripas reconvertidas en churros enfundados de carne de cerdo? ¿No venden que uno puede llegar a ser lo que quiera? ¿Los bancos no perciben dinero de los mismos a los que deshaucian? –

Anduvo indagando acerca de quien iba a ser el fotógrafo de skateboard que lo iba a fotografiar, se puso en contacto con él y tras unas cuantas risas ¡Lo consiguió!

Y se convirtió en el primer caballo del mundo en hacerse fotos de skate.

Aquí tenéis la primera prueba gráfica que demuestra como uno puede llegar a ser lo que quiera, os dejo con el caballo que se convirtió en skater.

 

¿Conoces alguna historia similar? Cuéntamela.

El caballo que consiguió fotos de Skater

El caballo que quiso hacerse fotos de Skate - Y lo consiguió

El caballo que consiguió fotos de Skater. © 2012 Sebastián Cueva, todos los derechos reservados. Si quieres una copia para publicarla en blog personal o sin ánimo de lucro por favor, pídela.

¿Tienes alguna duda?

Comentar en este blog de fotografia
Sebastián Cueva dice:

He dejado abiertos los comentarios con la idea de hacer participativo este apartado de mi web de fotografía . La idea es simple, interactuar con quien quiera mantener una conversación coherente, interesada y educada acerca de la fotografía.

De la misma manera pretendo aportar un ápice de información sobre la expuesta y con ello resolver cualquier duda que pudiera aparecer, hacer contactos relacionados con la fotografía y/o simplemente conversar acerca de ella.

Siéntete libre de comentar cualquier cosa que quieras mediante el formulario de comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*