Fotografía nocturna – Trucos y consejos – Toma I

Después de unos días sin escribir vuelvo hoy con unos consejos sobre fotografía nocturna. En este artículo pretendo contar cosas a tener en cuenta si sales con equipo fotográfico por la noche. Esta disciplina fotográfica es interesante, la practico desde hará un par de años o quizás algo mas de tiempo.

Voy a utilizar para este post una de mis primeras fotos nocturnas, está realizada en la localidad de Sitges, provincia de Barcelona. Espero que os guste el mensaje encerrado que se esconde en ella.

Esta vez me disculparéis ya que no tengo los datos exif de la foto a mano. Lo que si os puedo decir es que utilicé un disparador de la cámara con cable y bloqueo. El objetivo fué un 55-250 milímetros sobre el que monté un filtro polarizador (de ahí el verde intenso del césped).

Recuerdo que esta foto la tomé junto con otras que podeis ver en mi portafolio de fotografía nocturna durante una salida con unos compañeros con los que comparto pasión por la fotografía.

Por la noche mejor acompañado

Mi primera recomendación para realizar fotografía nocturna es que no salgais solos. Es preferible ir acompañados de alguien que comparta afición, hobbie o pasión con vosotros. El número de personas es indeterminado y… en este caso, ve con quien te sientas agusto.

Durante vuestras fotos estareis concentrados en la captura (o no), y esto puede hacer que no esteis pendientes de vuestra seguridad. Salir en grupo disuade gran parte de los intentos de cualquier vándalo.

El trípode es imprescindible

Este punto es un tanto obvio pero no será la primera vez que oigo “yo tengo un pulso que te cagas”. Bien, por muy veráz que sea esta afirmación es materialmente imposible salir a hacer fotos nocturnas con una técnica correcta sin utilizar un trípode. Si, ya se, se puede omitir el uso del trípode para realizar fotos con efectos producto de las luces y barridos o trepidaciones voluntarias. El problema es que cuando no lo querais hacer de forma voluntaria aparecerá la dichosa forma involuntaria de trepidar cualquier foto que queráis inmovil.

Y ahora la contradicción. Contra mas pesado sea el trípode, mejor. Contra mas pesado sea el trípode, peor. No os preocupeis que lo voy a explicar, aunque hay parte que es “de cajón”.

Un trípode pesado evita las trepidaciones

Un trípode pesado evita las trepidaciones, o al menos, las evita en mayor medida que un trípode ligero. Puede que vuestro equipo fotográfico sea ligero, pero también puede ser que monteis un objetivo que pese cerca de 1 Kg (yo tengo uno). Cuando monteis un objetivo pesado en vuestro trípode ligero, ese que no os da problemas con otros objetivos, tendréis un gran problema. Omitiendo el punto anterior donde hablábamos de lo prescindible de un trípode, seguramente no estarás deseando tener fotos nocturnas inservibles.

Un trípode ligero es mas cómodo

Segundo kit de la cuestión. Si vas a caminar, pasear o te vas a mover por un perímetro determinado puede que resulte incomodo cargar con un trípode pesado. Entonces tenemos la opción del ligero, siempre y cuando tengamos en cuenta el punto anterior y siempre que nos acompañe la metereología. Las noches de suave brisa, y la combinación de un trípode ligero con un objetivo pesado pueden arruinar tu sesión de fotos nocturnas.

Usar un disparador con bloqueo es muy recomendable

Es recomendable utilizar un disparador con bloqueo para fotografía nocturna, esto permitirá realizar fotos de larga exposición controlada. Te permitirá ir mas allá de los 30 segundos que te ofrece Canon de forma automática con su software, o mas allá de los 25 segundos que te ofrece Nikon. Incluso te permitirá realizar exposiciones de mas de 60 segundos (como ofrece Olympus). Un disparador con bloqueo es un extra económico en fotografía, uno genérico te puede salir por tan sólo 12 euros.

Si ya te lo has comprado pero todavia no sabes como utilizarlo, recuerda que tendrás que poner el tiempo de exposición de tu cámara en modo Bulb. Esto te permitirá realizar el control total del tiempo de exposición tan solo bloqueando y desbloqueando tu disparador. Otra ventaja es que evitaras trepidaciones involuntarias al pulsar el botón de “hacer foto”. Todo esto con permiso del trípode ligero o pesado, recuerda.

 

Fotografía nocturna – Trucos y consejos:


Fotografía nocturna - Trucos y consejos - Toma I

Copyright © 2009-2012 Sebastián Cueva – Todos los derechos reservados

 

Utiliza un filtro polarizador

Esto también es una contradicción, o mas bien, es una complicación. Por un lado no utilizar un polarizador te dará imagenes de unos tonos mas planos, como apagados, esto es debido a que no hay tanta luz incidente como por el día, y claro, volvemos al mismo kit de la cuestión (la luz). Un filtro polarizador te ayudará a levantar ligeramente los colores de tu foto nocturna.

Por otro lado un filtro polarizador te complicará la lección que querias aprender acerca de la luz en fotografía nocturna, este tema es obvio ¿Verdad?

Linternas o cualquier otro instrumento con luz

Puede que ya lleves en tu mochila alguna linterna para uso común, pues bien, en fotografía nocturna esa linterna te dará mucho juego. ¿Quieres un objeto con 4 sombras? Juega con la linterna ¿Quieres light trails forzados con luz artificial? De nuevo juega con tu linterna ¿Te falta iluminar el primer plano? Lo dicho. Y no te olvides que es mejor experimentar que llorar. Creo que sobra decir que lleves pilas de repuesto.

Abrígate si hace frío

No pretendo ser, ni parecer la madre de nadie, pero… Si hace frío, por la noche y parado ante un trípode; este se vuelve insoportable si no vas bien equipado. Unos guantes, una buena chaqueta, una bufanda y un gorro nunca están de mas si sales a hacer una noche de esas de invierno. Si alguien se quiere llevar la petaca llena de su licor favorito está en todo su derecho.

Y hasta aquí mi artículo de hoy “Fotografía nocturna – Trucos y consejos – Toma I”, en la siguiente entrada pasaremos al otro kit de la cuestión, el uso de tu equipo y como obtener el mejor rendimiento posible, pero antes de que te vayas, dime:

¿Que parte no has entendido?

 

Experimenta con el modo Bulb y estudia la luz

Cuando utilices el modo bulb y excedas el tiempo de exposición de tu cámara no tendrás guía de exposición. Esto quiere decir que se abrirá ante ti la auténtica panacea de la fotografía, la luz. Como estarás “en bragas” sin ese chivato que utilizamos todos para guiarnos a la hora de exponer, tendrás que experimentar a la fuerza, realizar varios intentos de exposición, entender que son las zonas sin detalle por falta o por exceso de luz, etc… Y aquí será donde empieces a pensar que tal vez la fotografía nocturna no está hecha para ti. O puede que seas de los valientes que piensan, o la luz o yo!

Claro que, he hecho trampas… Puede que en tu mochila cargues con un fotómetro.

Un comentario en esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*