Realizar retratos con luz natural y artificial

En muchas ocasiones nos encontraremos con la necesidad de realizar retratos con luz natural y artificial. Un ejemplo, una sesión de retratos en exteriores donde combinaremos un flash con la luz natural.

Es posible que nuestro equipo fotográfico sea limitado y no dispongamos de diversos flashes, ni tampoco de sincronizadores de disparo del flash en modo remoto, (fuera de la zapata caliente de la cámara). Puede que ni tan siquiera dipongamos de una ventana de luz o un simple softbox. En estos casos, el uso del flash requiere una atención especial ya que normalmente un flash montado en la zapata caliente de la cámara aplana la imagen.

La calidad de la luz de un flash no es demasiado determinante, si bien hay algunos flashes que entre otras características disponen de una medición de la temperatura de color muy certera. No quiero entrar en detalles de iluminación entre otras cosas porque no soy un experto. Lo que si recomiendo tener muy en cuenta es la calidad de los difusores y otros modificadores de luz artificial que compremos, ya que esto si que puede mejorar mucho la calidad de nuestra iluminación artificial.

Ahora, entremos en detalles significativos que tuve en cuenta a la hora de realizar este retrato de plano medio de Judith, la protagonista de esta foto de ejemplo.

En el ejemplo que ilustra este artículo el equipo utilizado fué un cuerpo de cámara reflex Canon gran público junto con un objetivo Canon 55-250 milímetros F3.5-5.4 con estabilizador de imagen de dos pasos y un flash Nissin Di466 montado en la zapata de la cámara sin difusor alguno. Como véis, un equipo bastante sencillo y al alcance de casi todo el mundo.

 

Comprendiendo la direccionalidad y calidad de la luz natural

El primer paso recomendado es entender la luz natural, ya que será esta la que inunde la gran mayoría de nuestra foto. En la foto de ejemplo la fuente de luz natural se encontraba en el lateral trasero izquierdo. Dicho de otra manera, el sol lo tenía a mis espaldas y en la parte izquierda.

Este retrato fué realizado con luz de media tarde. En este caso la incidéncia de la luz es lateral e inunda el cuerpo de Judith de izquierda a derecha sin proyectar excesivo contraste ni sombras demasiado duras.

La angulación de la incidencia de la luz se puede seguir a través de las líneas y de la direccionalidad de las sombras que aparecen en este retrato.

En este caso la calidad de la luz natural era óptima ya que la luz de media tarde lo es, por otro lado y debido a que era un día soleado, la luz no era demasiado difusa. Esto dotó al retrato de unos colores bastante brillantes que luego reforcé ligeramente mediante strobist A.K.A. flashes para cámara reflex.

 

Midiendo la escena con el equipo mínimo

Vamos a seguir pensando que no disponemos de otros accesorios distintos a los nombrados mas arriba para la exposición de este retrato y pensaremos que tampoco disponemos de un fotómetro que nos indique cuales serían los ajustes recomendados para una exposición de este tipo.

En este caso disponemos de un aliado que incorpora nuestra cámara reflex. El fotómetro de la cámara.

Mi consejo es que utilices este fotómetro para realizar algunas pruebas previas a utilizar el flash de relleno. Una de las pruebas sería verificar si con la recomendación del fotómetro sobreexponemos los blancos. En el caso de que los blancos estén sobreexpuestos no tendremos detalle en la zona de los blancos y obtendremos una foto quemada. Esto sería lo mismo que decir que hemos perdido el detalle en las luces.

En el retrato del ejemplo a mi no me interesaba que esto ocurriese, así que obtube detalle en los blancos incluso después de utilizar el flash de relleno.

En el caso de que pierdas detalle en los blancos es recomendable subexponer ligeramente la foto. Acto seguido ya podremos probar con el flash a modo de relleno.

Retrato realizado con luz natural y artificial


Retrato Judith - Luz natural y artificial

Retrato de Judith realizado en verano del 2010 con un cuerpo de cámara Canon de gama económica, un objetivo Canon 55-250 mm F3.5-5.4 un flash Nissin Di466 y un filtro polarizador circular de 58 milímetros de diámetro. © del fotógrafo Sebastián Cueva. Todos los derechos reservados.

Apoyándonos en el flash para mejorar la luz natural del retrato

Ahora que ya sabemos medir la exposición con el fotómetro de la cámara y entendemos a grandres rasgos la calidad e incidéncia de la luz en nuestro protagonista nos vamos a centrar en utilizar el flash a modo de relleno.

Recuerda que en este caso hemos utilizado un equipo muy básico y que teniendo en cuenta estos supuestos nuestro equipo es invalido para otras alternativas de iluminación.

Nuestro esquema variaría ligeramente con la incorporación de un reflector de luz, ya que podríamos rebotar luz natural o artificial, (o ambas), mediante este reflector. Contra mas accesorios tendríamos mas opciones de iluminación disponibles.

Para los que no conozcáis el flash utilizado en este retrato os bastará con saber que es un flash sencillo, que solo permite angulación vertical y que incorpora un sencillo difusor frontal que cubre el 80% de la pantalla de destello. Por otro lado incorpora también un pequeño papel plástico en la parte mas alta del cabezal que nos permite un pequeño rebote de luz.

Para la realización de este retrato angulé en flash en una posición aproximada de 75 grados, monté el pequeño difusor incorporado y de forma automática apareció el pequeño papel que me hizo de rebote. Esto permitió dirigir sutilmente el halo de luz de mi flash.

Puesto que tenía una luz natural de calidad me apoyé en el flash simplemente para dar mas brillo a los colores, no utilicé una poténcia elevada. La potencia del flash la regulé en un tercio, ya que este flash tan solo permite regular en tres posiciones hacia cada lado del dial.

Un pequeño truco

En el caso de que te estés quedando sin luz y la luz ambiente comience a escasear, podrás mejorar el aspecto de esta y de la luz de relleno mediante la velocidad/sensibilidad ISO.

Por último y para que lo tengáis en cuenta, en este retrato utilicé un filtro polarizador circular económico de la marca Hama. En este caso la medición de la temperatura de color con el filtro montado fué bastante correcta. No obstante, conforme avanzó la sesión y fué abandonándonos la luz la medición de la temperatura de color con el filtro polarizador se fué tornando incorrecta. Esto hizo que tuviese que corregir los grados Kelvin en Camera Raw para conseguir los colores correctos en algunas fotos de esta misma sesión.

Consejo, compra filtros de calidad o prescinde de ellos, ya que podrían conducirte a errores como el mencionado mas arriba.

¿Tienes alguna duda?

Comentar en este blog de fotografia
Sebastián Cueva dice:

He dejado abiertos los comentarios con la idea de hacer participativo este apartado de mi web de fotografía . La idea es simple, interactuar con quien quiera mantener una conversación coherente, interesada y educada acerca de la fotografía.

De la misma manera pretendo aportar un ápice de información sobre la expuesta y con ello resolver cualquier duda que pudiera aparecer, hacer contactos relacionados con la fotografía y/o simplemente conversar acerca de ella.

Siéntete libre de comentar cualquier cosa que quieras mediante el formulario de comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*