Ser fotógrafo deportivo y no morir en el intento

Puede que te hayas planteado alguna vez ser fotógrafo deportivo y pretendas no morir en el intento. Sin ánimo de auparte al puesto y sin ánimo de quitartelo de la cabeza voy a plantear una serie de cuestiones que podrías tener en cuenta si te mueres por la fotografía y eres un apasionado de los deportes.

Es importante conocer que ser fotógrafo deportivo es arriesgado. No solo por como está el mercado fotográfico sino porque en ocasiones podrás sufrir accidentes realizando tu labor o hobbie preferido.

Por otro lado, a expensas de la opinión personal y actitud en la vida que tengas, puede que las recompensas te seduzcan o puede que no. Ser fotógrafo y tomar fotos de deportes no siempre es emocionante.

Y para ayudarte a decidir si la combinación de fotos y deportes es tu cóctel preferido voy a tratar de compartir mi experiéncia en abierto y de forma gratuita, como siempre hago en mi blog de fotografía.

 

¿El fotógrafo deportivo nace o se hace?

Pregunta fotográfica del millón ¿No crees? Mi opinión es que ocurren ambas cosas y a la vez ninguna de ellas. Siento mucho si mi afirmación te parece ambigua, no es mi intención.

Algo que yo tengo muy claro en cuanto a este tema es la certeza de que una vida sedentaria, practicar deportes desde el sofá, y un claro desinterés por la implicación en los deportes harán imposible que seas un fotógrafo deportivo. Mientras los riders de descenso se juegan la vida bajando a toda leche por una trialera no están permitidas las palomitas y la cerveza a la vez que tomas fotos.

De la misma manera, cuando se celebra un evento deportivo y hay varias competiciones propuestas para el mismo día tendrás que estar en forma todo el día.

Al comienzo de la sesión como fotógrafo deportivo estarás fresco y serás capaz de realizar un montón de fotos en muy poco tiempo, si tu cámara te lo permite. Conforme pasen las horas desearías haberte dedicado a realizar fotos mas contemplativas, como la fotografía macro de insectos o la de naturaleza muerta.

Volviendo al tema, y en base a si el fotógrafo de deportes nace mi opinión es que si, con permiso de todas las cuestiones que pudieran contraponerse a esta afirmación.

 

El deportista evolucionado a fotógrafo:

Si desde siempre has practicado deportes. Te has interesado por la acción. Has madrugado para acudir a una competición. Prefieres pegarte codazos con los asistentes a un evento deportivo por el mejor puesto como espectador a ver los eventos en tu cómodo sofá de casa, etc…

Si siempre has hecho esto es muy probable que cuando des el paso de convertirte en fotógrafo, indistintamente sea un hobbie o una profesión, tengas la mitad del trabajo hecho.

En este caso habrás nacido para ser fotógrafo deportivo, y las coletillas estúpidas que nos ponemos los fotógrafos no podrán modificar ni un ápice tus aptitudes como el fotógrafo metralleta que toma las fotos de deportes en el momento justo.

 

Si has nacido para ser fotógrafo deportivo:

Si has nacido para ser fotógrafo deportivo te espera una emocionante labor con los atletas. Te tocará patear montañas a cualquier hora, cualquier día de la semana e independientemente de si hace mucho frío o si el termómetro está por encima de los 30 grados centígrados.

 

Cuidado si haces fotos de Skateboard:

Si realizas fotos de Skateboard a menudo también tendrás que lidiar con señoras mayores que se molestan por el ruido de los patinetes o cualquier otra manifestación de animadversión que suele ser habitual contra los skaters. No se que pasa, pero estos deportistas están perseguidos.

Es posible que la policía quiera requisarte la cámara, especialmente en Barcelona, ciudad que casualmente ha sido elegida como la cuna del Skateboard Europeo. Parece irónico, pero es totalmente cierto.

 

Los fines de semana de un fotógrafo deportivo:

Olvídate de los fines de semana libres. Los fotográfos de deportes son los mas madrugadores los fines de semana ya que la mayoría de competiciones se celebran un Sábado o un Domingo.

 

¿Qué pasa con tu novia?

Si tienes novia encomiendote a la virgen, ya que llegará un momento en el que te pondrá contra la espada y la pared. Ya sabes, las fotos o yo, la competición de downhill o yo. Deja ya de editar fotos y vienes conmigo al sofá…

Claro que siempre tienes la opción de cambiar de novia o tener amigas, que para el caso, te darán menos problemas.

Foto de downhill profesional Victor Sodergren:


Ser fotógrafo deportivo y no morir en el intento

Fotografía de downhill donde el protagonista en el rider profesional de descenso Victor Sodergren. Técnica de la foto, panning extremo revelada en blanco y negro e iluminada mediante strobist. © 2013 Sebastián Cueva – Todos los derechos reservados.

¿Cuando sabrás que eres un buen fotógrafo de acción?

Sabrás que eres un buen fotógrafo de acción de diferentes maneras. Algunas de ellas detestables, aunque ciertas. Veamos algunas de ellas:

 

Cuando la cantidad de acciones en redes sociales disminuya:

Si has pasado de tener 20 likes o mas, por cada publicación en Facebook, a tener menos vas por buen camino. No quiero entrar en detalles acerca de porque esto ocurre. No obstante, si teniendo menos técnica como fotógrafo de deportes recibías mas interacciones sociales, tener menos likes o RT’S significa que has mejorado mucho. Tu objetivo es llegar a 0 interacciones, estarás cerca de ser un foto star.

 

Cuando te agreguen fotógrafos en redes sociales que no interactuen:

Si comienzan a llegarte invitaciones o notificaciones de nuevos seguidores en redes sociales desde perfiles de fotógrafos aficionados o amateurs estarás también en el camino correcto.

Teniendo en cuenta esto hay un montón de variables posibles acerca de porque ocurre. A mi entender, si intentas hablar con estos seguidores y no contestan es uno de los mejores indicadores de que estás en el camino correcto. Si no recibes ningún otro tipo de interacción por su parte, mejor que mejor.

 

Si las estadísticas así lo muestran:

Si publicas habitualmente en redes sociales de fotógrafos y las estadísticas así lo demuestran, eres un gran fotógrafo deportivo. No existe lógica mas aplastante.

Imagina que tienes una foto de BMX con mas de 4000 visitas y tan solo 26 comentarios ¿Crees que falla algo? Yo creo que no, la lógica sigue el patrón de los casos anteriores.

 

Si los deportistas te preguntan donde publicarás las fotos:

Si se da el caso de que estás realizando fotos en una competición deportiva o en una sesión donde haya fotos de deportes, y se te acerca algún deportista a preguntarte donde puede ver tus fotos, también vas por el camino de ser un buen fotógrafo deportivo y no morirás en el intento.

 

Si tus fotos son elegidas como foto de perfil:

Uno de los mejores reconocimientos a tu labor fotográfica es que los deportistas utilicen una foto realizada por ti como foto de perfil. Todo no iba a ser aparentemente ilógico…

 

Cuando la gente te avisa de la fecha de una competición:

Cuando la gente te avisa de la fecha de una competición también estás en el camino correcto, serás un buen fotógrafo deportivo. Si además esa persona no te conoce de nada el reconocimiento a tu trabajo es aún mayor.

 

Cuando recibas visitas de los buscadores muy concretas:

Si tienes un blog de fotografía o un portafolio online y recibes visitas provenientes de buscadores con frases muy concretas en las que aparece tu nombre seguido de fotos de un deporte en particular también eres un buen fotógrafo deportivo.

La mayoría de las visitas no te dirán nada, ni darán a conocer tu trabajo de forma directa. Lo que si harán muy probablemente será descargarse tus fotos para quien sabe que.

Y hasta aquí el artículo de hoy “Ser fotógrafo deportivo y no morir en el intento”. ¿Te animas a dejarme tu opinión?

20 Comentarios en esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*