Prueba del Tamron 28-75 F2.8 para Nikon:

Durante el test observamos algunas características notables de este objetivo. Mediante la prueba de campo del Tamron 28-75mm F2.8 XR Di he pretendio reafirmarme poniendo a prueba este zoom de Tamron en situaciones reales con condiciones de luz pésimas.

Por ello, para realizar esta prueba de campo, elegí un día nublado, última hora de la tarde, invierno.

Como bien sabrás en estas situaciones la exposición se complica, a menos que seas inglés, xD. Todavía se complica un poco mas la luminosidad y la fuerza de los colores si las nubes se mezclan con polución típica de grandes ciudades.

Estamos acostumbrados a ver pruebas de objetivos realizadas durante días soleados y me preguntaba ¿Por qué no hacerlo diferente? Es por ello que elegí un día nublado y una atmósfera contaminada para realizar estas fotos.

Equipo utilizado para la prueba de campo:

Igual que para el test del objetivo en cuestión utilicé un cuerpo de la marca Nikon de gama media para esta prueba de campo. Puesto que durante esta prueba no se realizaron técnicas de strobist para iluminar escenas el equipo fué bastante simple. Una cámara Nikon D7000 y un objetivo Tamron 28-75mm F2.8 XR Di LD Aspherical.

Área de pruebas del Tamron 28-75mm:

El área o zona de pruebas del Tamron 28-75mm comienza al final de la rambla de Barcelona, en la puerta del edificio del ejército del Sector Naval, parada de metro Drassanes, discurre por el Port Vell y termina en Paseo de Colón con Via Laietana .

Sensaciones con el objetivo en la mano:

En general, y sin querer adelantar detalles que serán ampliados en esta prueba de campo del Tamon, la sensación global es la de probar un objetivo todoterreno corto muy ligero con una sobresaliente relación calidad precio.

Sus 510 gramos de peso hacen que este objetivo sea muy ligero, algo que se agradece en sesiones de fotografía de larga duración. El tamaño ultracompacto también es algo a valorar ya que la mochila de un fotógrafo aumenta huéspedes con el paso del tiempo.

El rendimiento es inmejorable si tenemos en cuenta esta escala de precios puesto que el Tamron 28-75mm F2.8 es uno de los objetivos mas económicos dentro de este rango de zooms con apertura F2.8. La sensación es la de tener una buena herramienta y los bolsillos llenos (con permiso de la crisis actual).

La prueba de campo al detalle:

Entrando en materia y sin querer agobiar con tecnicismos que dificultan la comprensión de ciertos análisis a los usuarios no avanzados, vamos a ver cuales son los resultados de esta prueba de campo realizada en la ciudad de Barcelona.

Nitidez del Tamron probado:

Tanto en el centro como en las esquinas, en primer plano o gran distancia la nitidez del Tamron 28-75mm F2.8 XR DI es notable. Se ha de tener en cuenta que el cuerpo probado tiene un filtro de paso bajo para prevenir el Patrón de Moiré. Muy probablemente mejore la nitidez de este objetivo en cámaras que sin este filtro como la D7100.

Para comprobar la nitidez del Tamron 28-75mm F2.8 se aportan una serie de imagenes tras estas líneas que menciono a continuación:

  • Foto número 1: Donde se aprecian unos bordes definidos en todas las figuras de la foto que aparecen a contraluz teniendo en cuenta que hay una distancia entre ellas de al menos 50 metros y teniendo en cuenta también que la persiana que aparece el en vértice bajo izquierdo está subexpuesta (sin llegar a empastar) y en el borde, se puede apreciar que la nitidez es muy buena en condiciones extremas.

  • Foto número 3: Donde se aprecia la ausencia de artefactos en los bordes de las zonas mas remotas de la foto. Es interesante observar que no hay desplazamiento de los bordes en la montaña de fondo (Montjuich) y tampoco los hay en la estatua de Colón que se encuentra a unos 300 metros de distancia. Teniendo en cuenta que el punto de enfoque apuntaba al langostino situado en paseo de Colón.

  • Foto número 4: Donde la nitidez es muy buena en general en todo el edificio si se tiene en cuenta que el punto de enfoque lo situé en el segundo tercio de la vertical del edificio por abajo. Debido a la distorsión de perspectiva producida por el angulo de toma, el primer tercio bajo del edificio aparece con una nitidez ligeramente menor a la de la zona restante del edificio.

Probando la interacción el enfoque automático y manual del Tamron con la D7000 y teniendo en cuenta que no se ha calibrado con microajustes de enfoque habilitados en esta cámara se aprecia lo siguiente:

Enfoque automático:

En general, el enfoque automático es preciso y la valoración de la rápidez es buena, teniendo en cuenta el tipo de fotos realizadas durante esta prueba de campo del Tamron 28-75mm F2.8. No se observan problemas de backfocus ni de frontfocus durante la realización de estas fotos.

Para una mejor valoración de la rápidez del enfoque me autoemplazo a una sesión de fotografía deportiva con la intención de valorar la rapidez el Tamron en una situación crítica donde la rapidez del enfoque automático es determinante.

Enfoque manual:

De la interacción con el anillo de enfoque manual se observa una precisión constante en la nitidez accionando el enfoque manual. Debido a que el objetivo es macro y en mi caso no realizado fotografías de este tipo no se aportan mas detalles al respecto.

Sin embargo, opino que el uso del anillo MF es cómodo y preciso, a la vez que suficientemente generoso para acertar el punto a enfocar mediante el enfoque manual del Tamron 28-75mm.

Distorsiones geométricas:

Tal y como ya mencioné en el test de este objetivo, las distorsiones geométricas son muy ligeras al final de recorrido y apreciables a 28mm. Algo habitual en este tipo de ópticas.

Sirva como ejemplo de esto último la foto número 7 tras estas líneas. Donde se aprecia una distorsión de cojín en las líneas horizontales de primer plano, no siendo apreciable esta distorsión en las líneas verticales propias de el protagonista de la foto.

Para el resto de fotos (y distancias focales), la corrección matemática automática de Adobe Camera Raw es tan ligera que no se ha aplicado en ninguna foto de esta prueba de campo. Tienes un ejemplo en el test por si quieres comprobar.

Viñeteo de la lente:

Practicamente inexistente, tal y como ya vimos en los resultados del test. Aunque hay que tener en cuenta que en esta ocasión no se han forzado los ajustes para tratar de encontrar esos vértices mas oscuros en las fotos finales debido a que se trata de una prueba de campo simulando una situación real.

Feeling con el teleobjetivo probado:

Lejos de la robustez del Tokina 28-80mm (un competidor de este objetivo) el Tamron ofrece un tamaño muy compacto, cerca de la mitad del peso del competidor mencionado anteriormente y un acabado mucho mas discreto.

A priori, la sencillez del Tamron puede hacer parecer que nos encontramos frente a un objetivo económico de bajo rendimiento. Nada más lejos de la realidad puesto que los resultados habiendo realizado el test y la prueba de campo son buenos.

Vale aplicar la máxima en este sentido de que menos es más. ¿Para qué queremos mas peso? ¿Para qué queremos mayores dimensiones? Preguntas retóricas cuyas supuestas respuestas pudieran parecer excusas.

En resumen:

Después de realizar esta prueba de campo y teniendo en cuenta los detalles que ya vi durante el test del Tamron 28-75mm concluyo exponiendo que se trata de una lente de gama económica que ofrece unos resultados similares a los de una lente de gama media de este rango. Falta repasar con mas detalle la velocidad de enfoque y probar si mejora la nitidez con la calibración de microajustes de enfoque. Por lo demás, una nota general de notable y un sobresaliente para el tamaño, peso y precio.

Fotos de la prueba de campo del Tamron 28-75mm:

  • Tamron 28-75mm F2.8 a contraluz
  • Colores saturados con el Tamron 28-75mm
  • Tamron 28-75mm nitidez larga distancia
  • Tamron 28-75mm F2.8 nitidez en arquitectura
  • Paisaje marino con el Tamron 28-75
  • Prueba de nitidez Tamron 28-75mm
  • Distorsion geométrica a 28mm
  • Tamron 28-75mm - Paisaje urbano
  • Prueba de campo con el Tamron 28-75mm

Publicado dentro de:

Artículos relacionados:

Metz 52 AF-1 digital para Nikon:

El flash Metz Mecablitz 52 AF-1 digital para Nikon es un flash que se desmarca de otros flashes de precios similares. La facilidad de uso es sobresaliente. Un hecho que agradecer debido al escueto menú que incorporan algunas cámaras Nikon . El flash Metz 52 AF-1 amplia las funciones del menú de la cámara y permite, entre otras cosas, controlar una serie de funciones que de otra manera serían imposibles controlar sin la ayuda de este...

Ver: Metz 52 AF-1 para Nikon

Pixel King Pro, un trigger con funciones avanzadas:

Durante estas semanas he estado probando unos nuevos triggers muy interesantes. Se trata de los recién llegados sincronizadores Pixel King Pro. Unos triggers con los que el fabricante compite de forma directa con otros sincronizadores para flashes de strobist de otros fabricantes como por ejemplo el YN 622 de Yongnuo. La comparación es válida si nos amparamos en las funciones avanzadas...

Ver: Pixel King Pro - Test de producto

Tamron 10-24mm para Nikon - Test de producto:

En algunas situaciones nos encontraremos con que será necesario el uso de lentes cortas para algunas fotos en concreto. Una de las opciones sería trabajar dichas fotos con un objetivo ultra gran angular. Hoy vamos a contemplar una de las opciones en este artículo de mi blog de fotografía. Una de las opciones económicas y fiables es el objetivo Tamron 10-24mm Di II...

Ver: Test del Tamron 10-24mm para Nikon

Yongnuo Speedlite YN 500 EX - Test de producto:

He tenido la suerte de probar un flash con funciones avanzadas de la marca Yongnuo. El flash en concreto es el Yongnuo Speedlite YN 500 EX y en este artículo voy a tratar de explicar algunas de las pruebas y resultados mas significativos del test de este producto. Al contrario que en el producto anterior donde escribí acerca del test de los triggers YN 622 C...

Ver: Test del flash Yongnuo YN 500EX